Nuestra Mesa 16 de mayo, 2017

Si eres parte del 75.1% de los mexicanos que no comprende del todo la información las etiquetas de los alimentos, y que además se preocupa por cuidar su figura y salud, esta información te va a interesar.

La nueva norma de etiquetado de alimentos en México, que entró en vigor en julio de 2016, obliga a las empresas a hacer más clara la información sobre el contenido nutricional de sus productos. Esto como parte de una estrategia del gobierno federal para alertar al consumidor acerca de las cantidades reales de grasas, azúcares y sodio de los alimentos que compra, lo cual puede ayudar a fomentar hábitos sanos de consumo, y, por tanto, se promueva la disminución de la obesidad u otros padecimientos que aquejan al país, como la diabetes. Finalmente, el nuevo etiquetado funciona también como guía para el consumidor al momento de decidir entre un producto y otro.

Gracias a esta nueva norma ya no tienes que lamentarte por no haber estudiado nutrición y no poder interpretar qué significan esas calorías y grasas por porción.

Esto es lo nuevo en el etiquetado:

  • Debe estar en la parte frontal del producto y no al reverso como antes

  • Está compuesto por cinco o seis íconos que indican la cantidad y porcentaje de calorías
    • Los primeros cuatro íconos exponen las grasas saturadas, otras grasas, azúcares totales y sodio
      • El quinto ícono expresa el total de calorías por todo el envase
      • En caso de ser un envase familiar (como un refresco de tres litros), se incluye un sexto ícono que representa la energía que da por porción o lo que es igual, un vaso de refresco
  • Simplifica el porcentaje de calorías que deberías consumir de cada uno de los nutrimentos (que aporta el producto) en un día.

Nutrimentos, lo que debes saber:

  • Las calorías son unidades de la energía que brindan los alimentos y que tu cuerpo ocupa para gastar en sus actividades
  • Existen esencialmente tres tipos de grasas: las saturadas, insaturadas y las grasas trans; las grasas en general aportan la energía que el cuerpo necesita para trabajar
  • Las grasas saturadas se encuentran en los alimentos de origen animal, embutidos, lácteos, aceite de palma y coco; además son sólidas a temperatura ambiente
  • El cuerpo sólo puede procesar un máximo de 200 kilocalorías de grasas saturadas por día. Si te pasas, puedes generar problemas cardiacos
  • Los azúcares se encuentran en forma natural en los lácteos y frutas, y suministran calorías y no otros nutrientes
  • Los edulcorantes se hacen procesando compuestos (sacarosa, fructosa, almíbar) del azúcar para endulzar algunos alimentos y bebidas, y estos pueden llevar a que se presente caries dental
  • Cuatro gramos (una cucharadita) de azúcar contienen 16 calorías
  • El sodio no aporta calorías, pero si te pasas de la dosis recomendada, puede provocar hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Ten presente que cada ícono ofrece información de valor para ti como consumidor, y que ahora te será más fácil decidir qué alimentos comprar para cuidar tu nutrición y la de tu familia.

 

Fuente

COFEPRIS. Nuevo etiquetado frontal obligatorio. En www.gob.mx/cofepris

Relacionadas

Nuestra Mesa

Cuidado con las dietas “milagrosas”

13 abril, 2017

Se le conoce también como la dieta del pH y tiene sus adeptos y detractores. Básicamente implica eliminar proteínas de origen animal y aumentar la ingesta de vegetales, semillas y granos. Se fundamenta en que el cuerpo humano es ligeramente alcalino, y que el incremento de la acidez promueve la obesidad, el envejecimiento y el desarrollo de algunas enfermedades. Leer más

Nuestra Mesa

Por qué tu cuerpo necesita vegetales

28 marzo, 2017

En un país que tiene una epidemia de obesidad y, al mismo tiempo, 27 millones de personas en pobreza alimentaria, es muy importante recalcar por qué debemos consumir frutas y verduras. Leer más

Nuestra Mesa

Todo un huerto en unas cuantas macetas

19 junio, 2017

Que la falta de jardín no te detenga, tu huerto urbano puede prosperar en espacios pequeños. Leer más